Por qué predomina el color blanco en las oficinas

Y no solo en las oficinas. En general, el blanco es el color comodín en la decoración de casas, hoteles, comercios, hospitales, centros de formación, etc. Crear una caja blanca es el punto de partida del 80% de los interiorismos. Es un color seguro y práctico, donde no se arriesga nada y el resultado siempre es a gusto de todos. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que es un color fácil que no implica riesgo alguno. Pero no es solo la seguridad de un buen resultado lo que le da la preeminencia al color blanco. Es un color que potencia la iluminación y que amplía visualmente los espacios. Además, el efecto emocional que ejerce es indudable: transmite tranquilidad, limpieza y orden. Y por supuesto, es el color más fácilmente combinable. Todas estas cualidades sumadas son las claves del éxito y el uso extendido del blanco sobre cualquier otro color.  No obstante, es raro encontrar una oficina completamente blanca. Un lienzo en blanco permite añadir otras tonalidades, generalmente en mobiliario y textiles, aunque también en paramentos. Veamos algunas de sus combinaciones más exitosos.

Oficinas decoradas en blanco y madera

Blanco y madera, la combinación perfecta

En el diseño moderno de oficinas, la madera está cada vez más valorada; y si viene integrada en espacios blancos, el éxito está asegurado. Es probable que se deba, en parte, a la acogida del diseño nórdico que tan en boga ha estado en los últimos años y que resulta indudablemente efectivo. Lo cierto es que madera + blanco es la dupla más utilizada en el diseño actual de centros de trabajo. La madera tiene unas cualidades intrínsecas que la hacen especialmente apta para oficinas. Se trata de un material noble que transmite calidez y cercanía, y hace que los espacios laborales adopten un aspecto más de hogar. Este cambio, además, tiene que ver con la tendencia que arropan ya todas las empresas en pos de la utilización de materiales más ecosostenibles. Si la segunda mitad del siglo XX estuvo marcada por los materiales sintéticos y resistentes para el uso intensivo en oficinas, en el nuevo siglo XXI hay una clara posición al respecto: se prefieren materiales naturales, aunque ello implique mayor mantenimiento o costes más elevados. Otra de las ventajas de la madera es que se puede aplicar prácticamente a cualquier elemento: mobiliario, suelo, techo, paramentos, etc. El toque cálido de la madera, además, crea un posicionamiento e imagen de la empresa con valores muy apreciados en la actualidad: ecodiseño, sostenibilidad y cercanía. 

Silla de oficina negra ovidio alrededor de la mesa- Exclusividad y Elegancia - Limobel Inwo

Sillas de oficina con tapizado negro y estructura blanca, de Limobel Inwo

Blanco y negro, el contraste siempre funciona

La combinación blanco/negro (o en su defecto, las tonalidades grises) es un clásico contemporáneo, tanto en oficinas como en otros espacios habitacionales.  Los colores oscuros siempre dan buen resultado estéticamente, pues potencian los elementos donde están presentes. Sin embargo, su aplicación debe ser siempre dosificada, pues opacan y achican los espacios. De ahí que con frecuencia se utilice en combinación con el blanco para contrarrestar su dureza. El contraste de ambos colores da como resultado espacios elegantes y atemporales, a los que se les puede añadir toques de otros colores para romper el esquema bicromático.

Mesa de Oficina Serie Force - Mesa Multipuestos Climber - Limobel Inwo

Un toque de color, por favor

Como mencionamos más arriba, un espacio enteramente blanco puede resultar demasiado aséptico. Por ello, con frecuencia encontramos acentos de color en mobiliario, complementos o textiles y alfombras. Es una manera muy eficaz de “levantar” la decoración de un espacio blanco y plano. En estos casos, se utilizan colores potentes para que den ese punto energético al interiorismo, como en esta imagen, con un multipuesto Climber de la serie Force de Limobel Inwo, al que se le integró un separador en color rojo y tres lámparas de campaña en azul turquesa.  También es posible mezclar varios colores, ya sean tonalidades fuertes o tonos pastel, con fondo blanco, lo que ofrece un escenario divertido, fresco y juvenil. No obstante, el exceso de color no es recomendable en zonas de trabajo,  donde es necesaria la concentración, aunque sí permisible en entradas, zonas sociales y ciertas áreas de encuentro y formación.

oficinas biofílicas

Oficinas biofílicas

Cada vez es más frecuente encontrar oficinas con gran cantidad de vegetación. Aquí las plantas ofrecen ese toque verde y natural que reconvierte y mejora totalmente el aspecto del espacio. Ya hemos hablado en otras ocasiones de las ventajas y beneficios de contar con plantas dentro de la oficina. No sólo embellecen los espacios, sino que también ayudan a purificar el aire de forma orgánica. Crear puntos verdes en las oficinas es ya más una necesidad que una cuestión estética. 

Inconvenientes del color blanco en oficinas

En resumen, el blanco es un color muy versátil, adaptable y combinable. Es fácil, luminoso y crea sensación de orden y limpieza… Pero (siempre hay un pero), es blanco, y esto significa que no es un color especialmente sufrido, como el gris. Además de ensuciarse con más facilidad, muchas veces puede verse alterado con la luz solar y tiende a amarillear. Por eso es importante que los materiales que se elijan en blanco sean de buena calidad. En Limobel Inwo trabajamos con melaminas bilaminadas de 25 mm y canteadas en PVC y con HPL de 0.8 mm de espesor, laminado de alta presión, antibacteriano y con alta resistencia a impactos y a la luz solar. Además, son materiales de fácil mantenimiento y limpieza. Antes de adquirir un mueble en blanco, es importante que consulte las características al fabricante.

Fotos: Limobel Inwo y  OfficeSnapShots

INSPIRING MAGAZINE