Las mejores plantas para la oficina

Las plantas son fuente de vida, oxigenan el aire y dan un toque decorativo indiscutible. Cada vez se extiende más la pasión por las plantas en la decoración: un ficus, una monstera o una kentia colocados estratégicamente en una esquina realzan el interiorismo y aportan un plus vegetal que no se consigue de ninguna otra manera.

En las oficinas, además, las plantas de interior son especialmente beneficiosas, ya que absorben la electricidad estática y ondas magnéticas que emiten los aparatos eléctricos, además de crear un ambiente orgánico y natural que favorece el desarrollo laboral. 

Pero, cuidado, es preciso elegir correctamente las plantas de interior, porque no todas se adaptan de la misma forma. Os damos algunos consejos para elegir y mantener adecuadamente las plantas en la oficina.

Decorar la oficina con plantas

Cuáles son las mejores plantas para la oficina

Es fundamental que las plantas sean de interior para que estén dentro de la oficina. Las plantas de exterior no prosperarían en ningún caso. Entre la gran variedad de plantas de interior, hay algunas que alcanzan un gran tamaño ( como la monstera, el ficus, el philodendro, la strelitzia…); otras que son más arbustivas, que con podas adecuadas se pueden mantener a raya; plantas pequeñas de sobremesa (begonias, potos, marantas, etc.); y también, las crasas, suculentas y cactus, que por su resistencia y fácil cuidados son óptimas para espacios laborales. También hay que tener en cuenta que algunas son colgantes y otras deben estar en macetas en el suelo. La regularidad en el riego es vital, por eso es recomendable que se encarguen de ello una o dos personas con el fin de que se organicen para, las temporadas vacacionales. Por lo demás, nadie tiene “mejor mano” o “peor mano”. Las plantas son muy agradecidas y devuelven con creces los cuidados que se le dediquen.

Eficacia purificadora de las plantas de interior

El 80% de la población española vive en núcleos urbanos, y en edificios cada vez más herméticos para preservar la eficiencia energética. Pasamos la mayor parte de nuestra vida encerrados en estos hábitats y expuestos a los componentes orgánicos volátiles (COVs) como el formaldehído, el benceno, el tricloetileno y el xileno. Por ello, es preciso contar con elementos purificadores que nos ayuden a renovar y oxigenar el aire. Recurrir a plantas de interior es la forma más natural y económica de purificar el aire. Todas las variedades que os recomendamos para la oficina cuentan con un alto grado de eficacia purificadora.

Donde poner plantas en la oficina: sansevieria

Las indestructibles plantas para oficina

La sansevieria

Es una de las plantas más resistentes y adecuadas para interiores, ya que requiere de muy poco riego y es prácticamente indestructible. De origen africano, es una planta con un altísimo grado de eficacia purificante, al igual que las crasas y los cactus (aloe vera, ágave, etc.). Se puede colocar también en el exterior y aguantan temperaturas muy altas, así como la sombra y el frío. Funcionan muy bien en maceteros alineados, porque crean un efecto pantalla para dividir zonas.

Las mejores plantas para la oficina: crasas y suculentasLas crasas y suculentas

Dentro de esta amplísima familia, puedes encontrar maravillosas miniaturas de hojas carnosas y brillantes, que aguantan perfectamente sin riego varios días. No obstante, dependiendo de la variedad a veces son delicadas y no en todos los entornos se dan. De las más resistentes, destacamos la crásula, la echeveria y el pachifito mexicano. Muchas son de crecimiento lento y, por ello, perfectas para colocarlas en pequeñas macetas sobre el escritorio, donde absorberán las ondas de los ordenadores, de la wifi y del teléfono.

Las mejores plantas para la oficina: los cactus


Los cactus

El cactus es todo un clásico entre las plantas para la oficina y nunca falla ni decepciona. Son los absorbedores oficiales de las radiaciones electromagnéticas del ordenador, siempre y cuando esté cerca del éste. Hay alrededor de 1.600 especies de cactus en el mundo, así que no tendréis problemas para elegir uno pequeño para la mesa de oficina.  No obstante, también se puede optar por una variedad gigante de cactus que, colocados en esquina, resulta sumamente decorativo.

Las mejores plantas para la oficina: el poto

Plantas para la oficina de sobremesa

El clásico poto

En los años 90 se convirtió en la planta decorativa por excelencia en nuestras casas; después, pasó de moda y cayó en el olvido, pero hoy vuelve con fuerza, ya que es una de esas plantas agradecidas donde las haya. Su naturaleza es colgante, pero con guías se pueden dirigir sus tallos y dejar que se enrosque sobre sí mismo. Como todas las plantas de interior, agradecen la luminosidad, pero nunca el sol directo. También les gusta los ambientes húmedos, pero no en exceso. Son tan resistentes que, incluso, cuando están un poco pochas, se recuperan con facilidad.

Las mejores plantas para la oficina: zamioculcas

Las zamioculcas

Estas plantas, también conocidas como “plantas de cuervo”, se han puesto de moda últimamente en la decoración de interiores. Son perfectas como plantas para la oficina porque se pueden colocar en zonas sombrías sin problemas. Tiene tallos alargados y foliados y alcanza una altura de entre 40 y 60 cm, muy conveniente si no se desea plantas que ocupen mucho espacio o colocarlas en hilera para crear una pantalla.

Plantas para la oficina: monstera deliciosa

Plantas para la oficina de gran tamaño

La monstera deliciosa

También muy de moda, esta planta tropical se caracteriza por sus grandes hojas brillantes con curiosas perforaciones simétricas. Es muy resistente siempre que esté en el lugar adecuado, con luz y humedad. No obstante, tiene un inconveniente, que puede llegar a medir hasta 20 metros en exterior. Sus raíces aéreas le permiten trepar por las paredes y convertirse en auténticas enredaderas. 

Plantas para la oficina: ficus lyrata

El Ficus Lyrata

Esta variedad de ficus es muy hermosa y decorativa, aunque necesita espacio para desarrollarse. Tiene aspecto de arbusto de tronco erguido, con unas hojas lustradas en verde oscuro. Necesita luz indirecta y una temperatura ambiente media, sin exceso de frío ni de corrientes. Es una de las plantas para oficina que más están de moda en la actualidad, gracias a su aspecto elegante y regio.

Palmas y palmeras como platas para la oficina

Palmas y palmeras

Aunque las reconocemos comúmente como palmas y palmeras, en realidad muchas no son familia entre ellas. Algunas tienen gran eficacia purificadora, en especial la drácena (o tronco de Brasil), la kentia, la palmera datilera miniatura o el bambú. Son de climas tropicales y aguantan bien el calor, y todas ellas son plantas xerofíticas, es decir, consumen poca agua y se adaptan bien a zonas de secano y desérticas. Cada una tiene características diferentes y no todas sirven en interior. También es necesario tener en cuenta su tamaño y crecimiento. 

Además de todas las señaladas arriba, aquí os dejamos más nombres de xerofíticas que tienen gran capacidad oxigentante y que son especialmente aptas como plantas para la oficina: el amor de hombre (tradescantia), las orquídeas, la peperomia,  el kalanchoe, la hoya o planta de la cera, la guzmania o bromelia, el cordylene, la cinta y la aspidistra.

Fotos: Ron Mcclenny, Kadarius Seegars, Unknown Wong, James Mckinven, J.Kelly-brito, Alesia Kazantceva y Alvin Engler, vía Unplash. Daan Stevens y Pixabay, vía Pexels.

 

INSPIRING MAGAZINE