Muros vegetales en interiores de oficina

Las nuevas corrientes apuntan a una mayor sostenibilidad en los espacios de trabajo a través de elementos orgánicos muy novedosos. Además de plantas, los muros vegetales o jardines verticales se han convertido en un recurso estilístico de innumerables proyectos de oficinas modernas, aportando ese plus orgánico y vegetal que tanto gusta en el interiorismo actual.

Los muros vegetales aportan mucho más que belleza estética, ya que las plantas oxigenan y limpian el aire del interior, reducen la electricidad estática y tienen propiedades fonoabsorbentes. Además, está comprobado que estar en contacto visual con superficies vegetales produce un impacto psicológico y emocional en los trabajadores, favoreciendo la concentración y generando sensación de bienestar en las personas.

vegetación en las oficinas

Tipos de jardines verticales

Hay numerosos sistemas para realizar muros vegetales en vertical, que pueden realizarse de forma doméstica y más profesional. Para oficinas, no obstante, recomendamos que se acuda a paisajistas o empresas especializadas, ya que son los que mejor conocen las condiciones idóneas para las plantas y pueden llevar a cabo una instalación adecuada que solo necesita un mantenimiento mínimo. Básicamente, hay dos tipos de jardines verticales: con planta natural y con planta preservada o liofilizada. También pueden mezclarse las dos técnicas en un mismo mural.

Mural vegetal en la recepción de una oficina

Muros con plantas liofilizadas

Este novedoso sistema de preservación utiliza un proceso que consiste en congelar y extraer el agua de la planta (sublimación) y sustituir la savia por elementos de conservación, al que se le añaden sílices y tintes para recuperar su color. El musgo es el elemento vegetal que más se utiliza en este proceso, pero también se pueden liofilizar otras plantas, ramas e, incluso, flores.

Las ventajas de las plantas liofilizadas son múltiples: no requieren cuidados ni riego, son completamente naturales y no se utilizan productos tóxicos para su preservación.

jardines verticales interiores

Jardines verticales con plantas naturales

El diseño de este tipo de jardín se realiza generalmente a partir de una estructura metálica sobre la que se ancla un trasdosado de paneles de PVC o malla, al que se fija una combinación de fieltros, sobre los que se colocan planchas de lana de roca con vegetación plantada en vivero, aunque también se puede plantar in situ. Es un sistema recomendado para cubrir grandes superficies. En estos sistemas, las plantas se pueden sustituir en algunas ocasiones y llevan un riego mínimo, generalmente hidropónico.

Mural vegetal en odicinas

Cualidades acústicas de los murales vegetales

Los revestimientos murales de musgo y plantas mejoran notablemente la acústica de los espacios abiertos dentro de oficinas, con un coeficiente de absorción acústica del 60%. Gracias a las propiedades del musgo preservado, también almacena la humedad del ambiente y la libera de nuevo cuando el aire es demasiado seco. Esto crea un clima ambiental agradable y constante para el bienestar personal. Es especialmente recomendado para salas amplias, de techos altos a la vista. Otra gran ventaja es la versatilidad de estas composiciones, con las que se pueden realizar murales verdaderamente artísticos, dibujar logos, figuras geométricas, etc.

Murales vegetales

Gran impacto visual

Las superficies vegetales pueden sustituir perfectamente cualquier revestimiento (papel pintado, cerámica, etc.), para crear un entorno inmersivo con efecto bosque, como se puede apreciar en esta recepción de las oficinas de la empresa energética Liander, en Holanda. En este proyecto, se quiso crear una “greenhouse” para potenciar la filosofía de sostenibilidad de la firma, con una impresionante mural vegetal que cubre dos plantas del edificio en paneles verticales.

Cuadros vegetalesCuadros vegetales

Cuadros vegetales

Una de las últimas tendencias que hemos detectado en proyectos de oficinas modernas son los cuadros vegetales realizados por empresas expertas, ya que requieren mucha maestría, tanto estética como técnica: combinación de especies, coloración de los elementos preservados, composición estética, mezcla de texturas, etc. Sin duda, estas obras vegetales se convierten en el foco de atención de las oficinas.

Murales vegetales

El arte vegetal tienen decenas de aplicaciones en los entornos laborales, incluso en la señalética o en zonas de paso, como se aprecia en estas imágenes. Y es que el impacto visual de estos elementos verdes es tan potente que cualquier espacio, por mínimo que sea, es susceptible a ser intervenido.  En esta era donde lo orgánico y la sostenibilidad se ha convertido más en una necesidad que una moda pasajera, los muros vegetales ofrecen una imagen coherente con esta línea de actuación, con todas las ventajas que conlleva: poco mantenimiento, oxigenación y humedad ambiental, aislamiento acústico y, sobre todo, belleza visual. ¡No se puede pedir más!

Fotos: OfficeSnapShot

 

 

INSPIRING MAGAZINE