Decoración mural en oficinas

Hoy queremos tratar un tema muy interesante y estrechamente relacionado con el post sobre elementos gráficos y señalética. Es importante tener en cuenta que ningún elemento dentro de la oficina es casual ni meramente decorativo. Todo lo que compone una oficina conlleva una intencionalidad. Por ello, si hablamos de decoración mural es preciso entender que no se trata de un elemento estético sin más función. Al contrario. El diseño de oficinas ha encontrado en los murales un soporte de expresión para comunicar sus valores de marca y su filosofía, así como para transmitir mensajes subliminales a sus trabajadores.

Mural decorativo en oficinasMural trampantojo en oficinas

Murales inmersivos

Como hemos dicho, los murales en determinadas zonas de la oficina, en especial, en las sociales, tienen una intención concreta: pueden referirse al tipo de actividad, a la ciudad donde está emplazada o sencillamente transportarnos a otra dimensión o entorno. Este es el caso de las oficinas del estudio de diseño y arquitectura Morphoza, en Rumanía (foto superior). Nada más entrar, los visitantes se sumergen en un oasis creado con vegetación y elementos coloridos y vibrantes. Un mural exótico a gran escala en la pared frontal se complementa con piezas de mobiliario y una decoración tropical. De esta manera, tanto el visitante como los empleados viven de forma personal la importancia del efecto inmersivo que se logra con un buen diseño de interiores, actividad que la empresa desarrolla y el mensaje que logra transmitir en sus propias oficinas.

En la imagen inferior, un gran trampantojo con la imagen de una plataforma petrolera ocupa toda la pared y  crea una ilusión óptica envolvente en esta sala multifunción de las oficinas de la empresa petrolera Pertamina.

Decoración con grafitis en oficinas

Decoración mural con grafitis

Aunque se considera un arte urbano reciente de mitad del siglo XX, el acto de “grafitear” paredes ya se conocía en la antigua Roma (de hecho, el término es latino). Esta expresión artística ha adquirido tal relevancia en las últimas décadas que pronto ha pasado a ser un elemento decorativo en murales dentro de instituciones, centros culturales, fachadas de edificios, colegios… y cómo no, en oficinas. Su inclusión en estos espacios laborales responde claramente al perfil del trabajador-cliente. Suelen ser oficinas tecnológicas y de diseño (rara vez los encontraremos en un bufete de abogados), donde el grafiti trasmite vanguardia y creatividad, una forma de expresión alternativa, joven y algo gamberra.

Estos dos ejemplos lo demuestran: arriba, oficinas de Hello Social, una empresa de redes sociales australiana, fresca e irreverente, que decidió pintar los robustos pilares con grafitis con los colores corporativo, amarillo y negro. Abajo, oficinas de Promodo en Ucrania, una empresa dedicada al marketing digital, donde los azulejos blancos de la cocina se decoraron con un elaborado grafiti hecho con rotuladores. 

Ilustraciones murales en oficinasIlustraciones murales en oficinas

Ilustraciones murales

No muy alejadas de los grafitis, las ilustraciones murales también ejercen un papel evocador-provocador dentro de los espacios de oficina. Con frecuencia se colocan en espacios sociales o de reunión, y son un recurso muy práctico para solucionar grandes superficies de pared en sustitución de cuadros u otros ornamentos, a la vez que comunican un mensaje corporativos.  Estos diseños suelen ser realizados por ilustradores, diseñadores o artistas que posteriormente se redimensionan el dibujo en soporte digital y se imprimen sobre papel o vinilo. Otra veces están hechos a tamaño real sobre la pared, aunque es menos frecuente por el costo de la intervención. Las imágenes superiores pertenecen a la misma empresa de real state, pero localizada en distintas ciudades y ambas dan vida a dos salas de reuniones: la primera es una ilustración de las calles de Broadway, y la segunda, un intrincado dibujo de figuras en actitud comunicativa.

Fotografías en espacios de oficinasFotografías en espacios de oficinas

Fotografías en espacios de oficinas

Desde que se extendiera el uso de la fotografía digital y las impresiones en gran formato a finales del siglo XX, la fotografía ha adquirido una dimensión estratosférica. Los smartphones con cámaras de gran calidad han contribuido más  recientemente a su uso universal y totalmente democratizado. Su utilización en el diseño de interiores vino a resolver muchas tareas decorativas, que se realizaban a mano (trampantojos, técnicas de pinturas, etc.). De ahí que no es de extrañar que las imágenes digitales hayan sido protagonistas estelares de la decoración en los últimos años, al ser un recurso muy efectivo, visualmente impactante y, sobre todo, más económico que otros materiales. Los bancos de imágenes ofrecen fotografías de gran calidad y variedad casi infinita. Las empresas de publicidad son grandes aficionadas a decorar con las fotografías de sus campañas; pero también, como en estos dos ejemplos, empresas de energía solar (arriba) o de impresión digital (abajo).

Obras de arte en oficinas

Obras de arte

A lo largo de décadas, ha sido habitual que las empresas bien posicionadas invirtieran sus dividendos en arte pictórico o escultórico. De hecho, hay famosas colecciones que se han acuñado en bancos y otras empresas privadas. En los últimos años, las empresas han puesto los ojos en artistas emergentes a los que se les encarga un trabajo personalizado para sus oficinas, como se hacía antiguamente con los gremios de los maestros pintores, cristaleros o ebanistas. Una manera muy eficiente de contar con obra original a la espera de que el tiempo la revalorice. El ejemplo de la imagen es uno de estos casos: un vibrante mural realizado por un artista neoyorquino, que reinterpreta visualmente el logotipo de Uppercut, una pujante empresa de audiovisuales y cine, con oficinas en Nueva York y Atlanta.

Videowalls en oficinasVideowalls en oficinas

Videowalls y pantallas gigantes

Estrechamente relacionado con la imagen fotográfica, cabe destacar la presencia cada vez más frecuente de las grandes pantallas y videowalls, ya sea por proyección o por pantalla LED. Dependiendo del tipo de empresa y actividad, su uso no solo será decorativo o informativo, sino que, además, tendrá una funcionalidad real. Las ventajas de estos sistemas es que se puede variar la imagen cada vez que se desee, o mantener imágenes en bucle, proyectar vídeos, películas, anuncios… o  acceder a documentos, internet, etc.  Básicamente es el soporte por excelencia en estos nuevos tiempos del siglo XXI, donde los nativos digitales consideran que una imagen vale más que mil palabras. Estos dos casos son prueba de ello: arriba, una empresa inmobiliaria proyecta las propiedades y el entorno de su cartera de clientes; y abajo, las oficinas centrales VF Corporation (que engloba marcas de ropa de deporte como The North Face) proyecta constantemente vídeos de deporte, entornos naturales y acciones y eventos corporativos para informar y crear opinión entre sus empleados.

Murales con efectos ópticosMurales con efectos ópticos

Murales con efectos ópticos

Las gráficas murales que crean interesantes (y a veces perturbadores) efectos ópticos son menos frecuentes que las ilustraciones, murales o grafitis, pero no por ello menos interesantes. Un diseño de estas características puede tanto solucionar adecuadamente una pared vacía, como también ejercer un estímulo visual en el visitante o trabajador. Además, refuerza la imagen de marca y su actividad, como es el caso de las oficinas de Alga Microwave, una empresa dedicada a la electrónica y sistemas wireless, que ha elegido un dibujo conceptual para sus zonas de reunión: un enjambre de líneas, que simulan ondas de frecuencia y se entretejen a lo largo de la pared.

Lo más admirable de todos estos recursos visuales es que pueden convivir en un solo espacio. Ninguno excluye a otro.

Fotos:  OfficeSnapShot

INSPIRING MAGAZINE