Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Paneles y celosías decorativas en oficinas

Innovación en separación de espacios: paneles y celosías en el diseño de oficina

Los paneles y celosías decorativas son uno de los recursos más utilizados en el diseño de interiores de las oficinas modernas. Sus ventajas no se limitan a ser un elemento ornamental, que sin duda lo son. Pueden tener muchas otras funciones interesantes, como la de separar espacios sin obstaculizar la vista o absorber el ruido ambiental. Al ser piezas muy flexibles, suelen estar fabricadas de diversos materiales y permiten casi un infinito número de diseños. Su común denominador es que son elementos colgantes calados, por lo que la oclusión nunca es total. Estos son algunos de los paneles y celosías que son tendencia en las oficinas.

Paneles y celosías en oficinasPaneles y celosías en oficinas

Paneles fonoabsorbentes

Los más innovadores suelen estar fabricados con fibras de poliéster obtenidas de botellas de plástico recicladas. El resultado es una placa de aspecto y acabado textil, similar al fieltro, que se puede teñir en cualquier color, cortar a láser e, incluso, doblar. En paneles colgante funcionan muy bien, ya que son muy ligeros y solo necesitan de un riel si se quieren deslizar o una sencilla sujeción al techo. Permiten aislar dos áreas sin necesidad de cerrarlas totalmente.

Paneles y celosías en oficinasPaneles y celosías en oficinasPaneles y celosías en oficinas

Celosías de metal

Tradicionalmente, el metal es un material que se ha utilizado con frecuencia para hacer celosías, al igual que la madera. Los listones, las planchas metálicas perforadas o las estructuras de varillas, como las que aparecen en las imágenes superiores, funcionan como separadores de ambiente pero dejando pasar la luz y el aire, evitando una sensación clautrofóbica dentro de la distribución de la oficina. El metal se presta especialmente para hacer diseños de todo tipo, muy decorativos y, a la vez, ligeros, funcionales y económicos.

Celosías y paneles en oficinasPaneles y celosías de oficina

Madera y metal

Si lo que se desea es añadir un toque cálido a la decoración de una oficina, la madera es el material más adecuado. Los paneles y celosías de madera normalmente vienen acompañados por una estructura metálica que la sujeta y con la que se pueden crear múltiples y sorprendentes diseños, que añaden un plus estético a la decoración.

Celosías decorativas

Celosías decorativas

Ya sean de madera o metal, las celosías decorativas, tan utilizadas en los países asiáticos, son un elemento con un gran potencial decorativo. Prueba de ello son estas oficinas de Linkedin en Shangai, que han reproducido los tradicionales tabiques en celosías de los palacios chinos para separar dos zonas de reunión en el mismo espacio, usualmente de madera, pero que aquí se han reinterpretado en metal laqueado en dorado envejecido.

Paneles pivotantes

Paneles pivotantes

Otra fórmula muy interesante son los paneles pivotanes que se modulan dependiendo del grado de intimidad que se desee. Pueden estar fabricados de DM, PHL, fibras de poliéster fonoabsorbente o madera. Las metálicas son menos frecuentes debido al peso, que complica su manipulación. Estos paneles pueden ser lisos o serigrafiados, vinilados o pintados, según el espacio donde se encuentren y pueden servir de soporte para potenciar la imagen de marca de la empresa.

Biombos decorativos

Biombos decorativos

Una reinterpretación de los tradicionales biombos en clave moderna, que resultan altamente atractivos en el diseño global de una oficina. En estas oficinas en Hong Kong, de la empresa japonesa Unicorn Stores, se recurrió a elementos de la arquitectura japonesa, con mucha madera y líneas depuradas. Para separar los puestos de trabajo se inspiraron en los “noren”, los separadores tradicionales hechos de tela natural, que suelen colgarse en las puertas y entre las habitaciones, decorados con trazados geométricos en colores empolvados.

Librería separador

La librería separador

Finalmente, no podemos dejar de mencionar el uso de las librerías exentas como elementos separadores. Si bien no son celosías ni paneles en sentido estricto, cumplen el mismo papel: separan, unifican, dejan pasar la luz y absorben el ruido. Nos encanta este ejemplo de las oficinas de Verspieren en París, en donde, en lugar de poner un panel separador, se colocó una librería, sin apenas adornos, que separa la zona de estar de la mesa de despacho, pero que mantiene el mismo hilo conducto cromático con la pared del fondo.

Fotos: OfficeSnapShots

INSPIRING MAGAZINE