Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Luminarias de sobremesa en oficinas

Alternativas a los flexos tradicionales en el diseño de oficina

Bien es sabido que los flexos aportan la iluminación directa sobre la zona de trabajo. No obstante, en el nuevo diseño de oficinas encontramos otros sistemas lumínicos, igualmente efectivos, pero con la ventaja de que no ocupan casi espacio en la superficie de trabajo. Os enseñamos algunos ejemplos.

Luminarias en zonas de trabajo

Luminarias sobre multipuestos de trabajo

En la actualidad, se prioriza la presencia del ordenador y el teclado en los puestos de trabajo. Por ello, contar con una flexo tradicional se hace poco operativo, ya que es un espacio valioso para otros dispositivos. Por esta razón, se han introducido luminarias a modo de farola, con luces LED frías que recaen sobre dos escritorios enfrentados. El cableado va desde el suelo a través de un tubo cuadricular de acero laqueado, que se une al foco horizontal. La intensidad de la luz está pensada aportar la luz necesaria sin deslumbrar al usuario y sin que refleje en el ordenador.

Luminarias en centros de trabajo

En esta otra oficina, podemos apreciar el mismo sistema de farol como si fuera una lámpara de pie, con la luminaria en horizontal, colocada en la apertura existente entre las mesas. Cada elemento ilumina dos puestos de trabajo, ya que el panel lumínico está dividido en dos, con mecanismos independientes; es decir, si de los dos puestos enfrentados solo hay una persona trabajando, se puede encender solo ese lado. Estas luces, además, son sumamente estables, a diferencia de los flexos, que están supeditados al movimiento de la mesa.

Luminarias en puestos de trabajo

Mesa y luminarias en un solo elemento

El ingenioso diseño de este centro de trabajo se basa en un tablero para seis puestos de trabajo, apoyado en dos soportes triangulares en los extremos que, a su vez, sostienen una luminaria lineal. Esto permite que toda la superficie de trabajo esté totalmente libre y uniforme, solo con una tapa pasacables a cada lado. Cada sección o puesto está, a su vez, dividido y reforzado por patas en escuadra laqueadas en negro, lo que hace que pasen totalmente inadvertidas. El lineal, además, también crea una iluminación ambiente, ya que no solo recae sobre la mesa, sino que rebota en la pared, creando un efecto lumínico muy atmosférico.

Luminarias de pie

Luminarias integradas

En este caso las luminarias están integradas en la regleta central, que cuenta con un sistema de electrificación horizontal bajo la mesa. Si bien el aspecto es como si fuese el de una lámpara de sobremesa, la calidad e intensidad de la luz y el soporte rígido ofrecen un aspecto moderno y funcional: con tan solo cuatro elementos se pueden iluminar doce puestos de trabajo, lo que implica mayor eficiencia y ahorro energético.

Luminarias de trabajo

Pantallas volantes

Estas pantallas redondas con forma de platillo volador bien podrían ir suspendidas en el techo y formar un conjunto de lámparas colgantes. No obstante, el sistema es, como los anteriores, de sujeción en mesa, lo que facilita que cada lámpara pueda ser manipulada de forma independiente. En este caso, al ser una zona multifuncional, para reuniones y otras actividades, la iluminación no es tan directa, pero sí resulta lo suficientemente adecuada para trabajar.

Luminarias lineales

Luminarias lineales

Generalmente, las luminarias lineales se instalan desde el techo, pero en esta oficina, cada puesto de trabajo se dotó con su propia luz, instalada desde la mesa, a través de un tubo cilíndrico que se pliega en horizontal con un capuchón a modo de teja que oculta el tubo LED. Los tubos, a diferencia de otros ejemplos vistos, no están colocados en el centro de la mesa, si no en los extremos, ya que el diseño de ésta es irregular. Lo cierto es que, en su conjunto, resulta una forma muy singular y decorativa de utilizar este tipo de luminarias.

Luminarias de trabajo

Al estilo biblioteca

Para estas oficinas de coworking, se realizaron mesas de madera a medida, cada una con sus tomas de electricidad para cargar dispositivos, encastradas en un tablón de madera. Sobre éste, se colocó una lámpara de metal pulido, que esconde tres tubos LEDs (uno para dos puestos de trabajo). El diseño, tanto de las mesas como de las luminarias, está acorde con el edificio, un magnífico ejemplo del estilo brutalista construido por el arquitecto belga Constantin Brodzki. El sistema de iluminación está inspirado en las antiguas bibliotecas públicas de la ciudad.

Fotos: OfficeSnapshot

INSPIRING MAGAZINE