Claves para elegir las sillas de oficina más adecuadas

Las sillas de oficina ergonómicas son básicas para la salud y el rendimiento laboral. No puede ser un modelo cualquiera, sino un diseño que lleve detrás una profunda investigación ergonómica para hacerlo cómodo y adaptable a cada persona.

Cuando hablamos de sillas de oficina nos referimos a sillas operativas de trabajo, no de visita y tan siquiera sillas de director. Son modelos específicos para trabajar durante horas frente al ordenador y, por ello, su diseño es técnicamente más complejo, pues tiene que considerar muchos factores.

Sillas de oficina adaptables y ajustables

Lo más importante es que el modelo elegido se adapte en altura y el respaldo se ajuste a nuestra espalda. Cada persona tiene una fisionomía distinta en altura, peso y volumen. Por eso, cuanto mejor se adapte la silla a nuestro cuerpo, mayor será la comodidad a la hora de trabajar. Es fundamental que el asiento y el respaldo sean adaptables, y a ser posible, también los reposabrazos.Sillas de escritorio ergonómicas con respaldo reforzado

El respaldo correcto

Un altísimo porcentaje de los trabajadores que ejercen su actividad sentados frente a un ordenador sufre de dolores crónicos de espalda. La causa suele ser que no trabajan en sillas de oficina con respaldo ergonómico, que se ajuste a sus lumbares. 

En Limobel Inwo cuidamos especialmente este aspecto, con un diseño de respaldo muy estudiado con refuerzo en la zona lumbar, que ayuda al usuario a mantener la espalda recta y ajustada a la silla. Además, el soporte lumbar es regulable en altura y, gracias a su mecanismo sincro, cuenta con parada en 5 posiciones.

El respaldo puede, a su vez, inclinarse hacia adelante o hacia atrás según la constitución de cada persona. Una buena postura facilita el riego, la circulación y la oxigenación de la sangre, lo que redunda en la buena salud general.

Respaldo de malla transpirable y reposacabezas de sillas de escritorio ergonómicas

El material textil con el que se realiza el respaldo de las sillas de oficina también es muy importante. Todos nuestros modelos están confeccionados con mallas de nylon transpirables y dotadas de cierta flexibilidad, para amoldarse mejor a la espalda. El modelo Work de Limobel Inwo incluye un reposacabezas ergonómico en la parte superior del respaldo que ayuda a relajar las vértebras dorsales.

Tapicerías de asientos de sillas de escritorio ergonómicas

El asiento perfecto para las sillas de oficina

Tan importante como el respaldo es el asiento. Hay que considerar varios factores. Primero, que no sea excesivamente largo, pues esto fuerza la espalda al no quedar el tronco en ángulo recto con las piernas; tampoco que sea demasiado corto, ya que las piernas harán un esfuerzo extra por no contar con apoyo del asiento. El punto medio se puede medir colocando la mano entre el interior de la rodilla y el asiento de la silla de oficina. Tiene que haber entre 6 y 10 cm de distancia.
La parte delantera del asiento debe tener una ligera inclinación hacia abajo para que no haga presión sobre la corva de las rodillas y dificulte la circulación de las piernas.Silas de escritorio con ruedas de diferentes alturas

La altura adecuada en sillas de oficina

Una buena silla de oficina debe poder regularse y acoplarse a la altura de la mesa, que suele ser de 75 cm. Todo depende, claro está, de la altura de cada persona, pero hay que tratar que las piernas estén en ángulo recto y bien ancladas al suelo.
En Limobel Inwo trabajamos con un sistema de elevación del asiento mediante columna de gas y nuestros asientos anatómicos son de espuma de poliuretano de alta densidad, disponible en diferentes acabados y colores.

Siempre con ruedas y reposabrazos

Aunque parezca una obviedad, las buenas sillas de oficina siempre tienen que llevar ruedas. La libertad de desplazamiento también repercute en la salud dorsal, ya que te puedes acomodar con mayor facilidad. La normativa recomienda que el trabajador disponga de un área de 2 metros cuadrados como mínimo, para desplazarse con libertad con la silla.

Sillas de escritorio con ruedas y reposabrazos

Los reposabrazos son un punto de apoyo que no utilizamos constantemente, pero que ayudan a tener una postura correcta y alineada. Dependiendo del modelo de la silla de oficina, pueden ayudarnos a mantener los brazos en un ángulo de 90º mientras escribimos en el ordenador y, por supuesto, sirven de apoyo para levantarse y sentarse. Hay modelos con los reposabrazos ajustables que nos permiten regular las distintas posiciones y adaptarlas a nuestro gusto.

Sillas de escritorio y

Consejos para sentarse correctamente

Apoya ambos pies en el suelo y evitar cruzar las piernas.
 Coloca los brazos en ángulo de 90 grados para escribir.
 Pon el teclado del ordenador sobre un atril, con el fin de que la pantalla esté más elevada y no tengas que inclinar demasiado la cabeza hacia abajo. Así evitas dolores en cuello y cervicales. La normativa recomienda que la silla quede “a una altura tal que la pantalla pueda ser visualizada dentro del espacio comprendido entre la línea de visión horizontal y la trazada a 60 grados bajo la horizontal”.
 Puedes colocar un reposapiés bajo la mesa, que te ayudará a aliviar la tensión de las piernas colocándolas en horizontal.
 Cada 20 o 30 minutos, levántate, estírate o da un corto paseo. Es importante no estar muchas horas sentado en la misma posición para enviar trombos

Y recuerda, una buena silla de oficina es sinónimo de salud y comodidad, que está directamente relacionado con el rendimiento laboral.

INSPIRING MAGAZINE